13 julio, 2024

Un lugar, todas las disciplinas

El Tigre no pudo con el Titán

Igualdad en Liniers.

En una cálida noche de Liniers, se enfrentaron el Fortín contra los Calamares en la vuelta del Tigre Gareca al club local. Empezó con todo el conjunto velezano, ya a los 3′ le anularon un gol por una fina posición adelantada; mientras que la visita, sin meterse atrás le peleó el partido en toda la cancha presionando en todo el terreno de juego.

Platense hacia agua por su sector derecho donde Díaz y Asís no hacían pie. Tuvo dos el Marrón en los pies de Servetto y Vázquez; pero Vélez, estaba más cerca del gol y a los 42′ salió mal del fondo, Vázquez dejó un rechazo corto, salió un centro que Osorio cabeceó casi con la nuca y se convirtió en gol -con la complicidad de Pellegrino y Macagno-.

El segundo tiempo fue más emotivo, de ida vuelta, Vélez atacaba y Platense contestaba con peligrosas contras de la mano de su número diez. Luego de otro desborde por el lado de Asís (flojito partido del cuatro), Macagno salva por dos veces lo que era el segundo del equipo del Tigre.

A los 59′ entraron Schor y Baldasarra por Ronaldo y Díaz, así Platense oxígenó su ataque y se vio lo mejor del conjunto de Vicente López; que a los 62′, después de una combinación entre el Apache y Taborda, tomó la pelota Nico Castro, pateó el arco; y tras un desvío en Gianetti con la cabeza que descolocó a Burian, llegó el merecido empate.

Tuvo otra el Calamar a los 87′  después de una combinación entre Castro y el Pájaro Schor, este último definió de manera débil en una inmejorable posición. El fondo de Platense se las arreglaba para contener a los rapiditos que puso Gareca en la segunda parte.

A los 92′ entró Valdivia por Rossi y a los 95′ Quiroga por un extenuado Servetto, cambios más que nada para hacer correr el reloj. Vino  el final con un justo y emotivo empate. Buen partido del Calamar que por lo hecho en el segundo tiempo quizás mereció un poco más.

Con la vuelta de los titulares más el ingreso de Schor ( todavía le falta más rodaje luego de la lesión), se puede armar un equipo competitivo. Hay que saldar la deuda de local y ganarle a Defensa el próximo sábado.