13 julio, 2024

Un lugar, todas las disciplinas

César Luis Menotti.

A los 85 años murió César Luis Menotti.

El histórico director técnico que logró la primera estrella de la Selección Argentina falleció este domingo luego de haber permanecido internado durante casi un mes por un cuadro severo de anemia, así lo informó la Asociación de Fútbol Argentino. El Flaco, que tenía el cargo de Director de Selecciones, fue quien respaldó a Lionel Scaloni en el inicio de su gestión que finalizaría con el título en Qatar 2022.

El Flaco ganó en 1978 el primer Mundial con la Selección Argentina, que marcó un antes y un después con su trabajo a largo plazo, en tiempos de inestabilidad institucional en el país y en la propia AFA. Un año más tarde, en 1979 en Japón, obtuvo el título de la categoría juvenil con un equipo capitaneado por Diego Armando Maradona. “No me arrepiento porque fuimos campeones. Pudo haber sido un error, sí, pero en ese momento hice lo que creí que había que hacer, y fue por cuidarlo, más que nada. Estaba enamorado del juego de Diego pero qué se yo… Lo vi tan chiquito, tan joven. Sentí que tenía que elegir entre tipos grandes. Sé que Diego eso no me lo perdonó jamás”, comentó años más tarde en una entrevista con la revista El Gráfico sobre la exclusión del 10 del Mundial 1978.

Como jugador tuvo sus mejores años en Rosario Central y luego breves pasos por Racing, Boca y el Santos de Pelé. Pero el Flaco trascendió detrás de la línea lateral, Menotti alcanzó su esplendor como entrenador. No sólo por los logros, sino por haber dejado una huella y un estilo a seguir: el menottismo. “Se puede dejar de correr, dejar de entrar en juego durante largos minutos… Lo único que no se puede es dejar de pensar”, era uno de sus principales dichos.

El 12 de octubre de 1974 -tras conducir uno de los mejores elencos de la historia con el Huracán del ’73- en un amistoso ante España que finalizó 1-1 en el Monumental, Menotti inició el trabajo a largo plazo en los seleccionados nacionales, que lo tuvo al frente del mismo hasta finalizado el Mundial de España en 1982.

A nivel clubes; además de su paso por Huracán, dirigió en Boca Juniors, River Plate, Independiente, Rosario Central, Barcelona y Atlético Madrid de España, Peñarol de Uruguay, en México al Puebla, Tecos y la Selección, Sampdoria de Italia.

Se fue el Flaco. “Hay verdades absolutas en el fútbol y hay mentiras recontra evidentes, como decía Manuel Vázquez Montalbán. Por ejemplo, la pelota no se lleva, se pasa. Ese es un punto de partida. Un tipo lleva la pelota veinte metros y se la da al que tiene al lado. ¿Para qué carajo? Ahí nace la calidad del entrenador, en el mejoramiento desde su convicción y conocimiento de las individualidades”, sentenció, y sostuvo que el fútbol “tiene cuatro acciones: defensa, recuperación, gestación y definición”.

Se fue y dejó un legado.