13 julio, 2024

Un lugar, todas las disciplinas

El Puma campeón en Japón

Fernando Martínez unificó títulos.

Fernando Martínez campeón mundial supermosca tras vencer al local Ioka.

En la pelea realizada en el estadio Ryogoku Kokugikan de la capital de Japón, Fernando Martínez se coronó tras vencer a Kazuto Ioka -dueño del cinturón de la Asociación Mundial de Boxeo (WBA)- por decisión unánime en las tarjetas (116-112; 117-111; 120-108). Así, el Puma unifica los títulos, ya que él poseía el de la Federación Internacional de Boxeo (IBF) de la categoría supermosca.

A lo largo de los doce asaltos el combate fue más parejo que lo indicado por las tarjetas finales. El arranque mostró al boxeador del barrio de la Boca -ingresó con el sonido de las trompetas que caracterizan a la hinchada Xeneize- muy agresivo, donde hizo tambalear al local en el primer minuto de la pelea; manejando muy bien la corta distancia, con grandes combinaciones y con la zurda como principal arma.

Por el lado del local, nunca encontró el momento para entrarle a la defensa de Martínez (32 años), que mantuvo una buena guardia cerrada, bajando la misma por lapsos y esquivando los débiles golpes de su rival con fintas.

Recién en la segunda mitad del combate la pelea se emparejó porque el experimentado Ioka -campeón mundial en cuatro divisiones distintas y quien ya venció a otros argentinos- se adueñó del centro del cuadrilátero y cambió su postura; sin embargo, el argentino respondió bien y puso los golpes más claros y certeros -atacó en momentos exactos, a diferencia de los primeros rounds en donde era una seguidilla de ganchos-.

De esta manera llegó el final de la pelea. Con Ioka tirando golpes buscando el noacut salvador y el argentino defendiendo y dando impactos precisos que lo llevaron a la histórica consagración en las tarjetas. Stanley Christodoulou (quien fue réferi del histórico triunfo de Víctor Galíndez contra Richie Kates en 1976) falló 117-111, mientras que Edward Hernandez Sr dio 120-108 y Jean Pierre Van Imschoot, 116-112. 

Ahora, el boxeador argentino quedó con un récord de 17-0/ 9 KO y la historia lo ubica siguiendo los pasos de leyendas como Pascual Pérez, Horacio Accavallo y Nicolino Locche, ganadores en tierras japonesas. Para el local de 35 años sus números quedaron con 31-3-1/ 16 KO y con la ilusión de que el argentino le de una revancha.